Entradas etiquetadas como “capitalismo

Recuento distinto


Aquí no se contabilizan papeletas, no se reparten poltronas, no se adjudican prebendas. Es otro tipo de estadística el que refleja la noticia enlazada. Millones de españoles sin techo ni comida, y cada vez son más los que se ven en esta situación desesperada sin que ningún estamento oficialísimo haga nada por cambiarlo. Llegará el día en el que la «famélica legión» pida cuentas a los culpables. Y ese día no será nada agradable para algunos…

Anuncios

Agradable para la vista

Ver a uno de los jerifaltes de la usura capitalista rodeado de policías y sentado en el banquillo de los acusados reconforta bastante, pero miremos más allá del nauseabundo personaje. Varios autores nos explican el letal proceder de esta macroestructura que con la colaboración de políticos vendepatrias exprimen a toda una población durante generaciones. La mafia hecha sistema financiero, legitimada por los profesionales del saqueo.


Prendiendo mechas


Aunque en los medios de manipulación masiva le dedicaran -a lo sumo- diez segundos a la movilización popular, aunque los políticos la ignoren, aunque los organizadores se esmeraran en emplear un tono sosegado, aunque quieran vender que solo acudieron marginales y sin concepto de comunidad… allí durante bastante rato, nos juntamos muchos, muy normalitos, muy hartos y sin renegar de nuestra españolidad. Sin complejos, pero también sin paciencia. Queriéndolo todo y queríendolo ya.


Pobreza no casual


No se doblega ante los poderosos del Globo y deja las cosas claras. A día de hoy la disyuntiva es realmente sencilla para quien quiera entender cuanto pasa a su alrededor. Aquí se trata de elegir bando entre ricos y pobres, opresores y oprimidos, explotadores y explotados. No hay mucho más a no ser que reine el interés de marear perdices.


Tareas enfermizas


Trabaja, calla, produce, venga, rinde, deprisa, rentabiliza, acaba, ahora… ¿enfermas? ¡que traigan a otro!


Ni un desahucio más

Admirable esta acción llevada a cabo por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en Murcia. Vivo ejemplo de la más auténtica solidaridad anticapitalista, que ojalá se haga extensible a todo el territorio nacional.
Ante los ojos del dragón bancario no hay razas ni nacionalidades. Todos estamos indefensos frente a sus fauces, todos somos carnaza y es de Justicia que entre todos nos apoyemos, protegiéndonos hombro con hombro ante las embestidas de la bestia.


¿Convicción u oportunismo?


Empiezan a escucharse voces que hablan abiertamente de cambio profundo y radical en el Sistema imperante, pero… ¿son creíbles?, ¿es por la inminente convocatoria electoral?, ¿allanan el camino al estallido social porque el futuro gobierno será derechista?, ¿se limitan a la movilización sin alternativa abrazable?, ¿destacan porque proponen cambios superficiales que no cuestionan los cimientos actuales?, ¿servirán para algo?…
Son cuestiones de obligado análisis, pero es tal la sumisión del populacho que en esta primera fase movilizadora cualquier empujón es bienvenido. Ya sea proveniente de los que reaccionan, de los que se indignan, de los sin futuro o de los auténticos demócratas.


¡Qué les pagues, leche!

Hay quien dice que el tiempo pone a cada uno en su sitio, quita máscaras y reparte merecidos. Desconozco sí eso es cierto, pero sí es evidente que el otrora adalid del patrioterismo ultraderechista se ha destapado como un vendedor de humo, como un vulgar charlatán de feria y lo que es más grave: el responsable de la desgracia de miles de familias españolas.


Socializar la Banca

Antes que nacionalizar o estatalizar, prefiero el término más cercano de socializar, poner algo al servicio de la sociedad, del Pueblo. Y de poner al sevicio del Pueblo se trata la campaña de ATTAC, que recogen firmas para que la Banca, el cáncer del Sistema actual, pase de servirse a sí misma a servirnos a todos.
Medida primordial -junto a la socialización de otros muchos sectores- para que un Estado salga del capitalismo y abrace la Justicia del socialismo popular.


Tomando lo que dan

Cansado de su propio mundo repleto de cretinos, este broker reparte a propios la medicina que tanto -y tan bien- hacen tragar a extraños. Si robar a un ladrón conlleva un indulto de siglo, agenciarse dinero de una empresa usurera en la que para colmo proliferan los suicidios de los empleados, debe bordear la beatificación ¿o no?.