Huelgan las palabras

Pocos la entendieron, el egoísmo despreciable de muchos usuarios de Metro hizo las delicias de las sanguijuelas mediáticas, que prestaban oídos y regalaban minutos a todo aquel que quisiera maldecir a los trabajadores del suburbano.
Tanto hace meses como ahora, los abusos y los atropellos siempre han estado del mismo lado. Tanto antes como ahora se demuestra que la lucha colectiva y voluntariosa conlleva la victoria.

Anuncios

4 comentarios

  1. masseti

    Bravo por tu blog…Creía que lo habías abandonado,me alegra saber que no es así..¡adelante camarada!!

    09/05/2011 en 14:48

  2. Nada como una situación límite en lo social e internacional para desprenderse de excusas y retomar esta modesta tribuna. ¡Gracias!

    Un saludo a nuestro estilo.

    09/05/2011 en 16:22

  3. Orientaciones

    Saludos

    Su intervención en “Adversario Metapolítico” nos ha señalado su vuelta al ruedo.

    Sobre el hilo que nos ocupa.
    Antes la represión de las reivindicaciones laborales se hacía en nombre del “Orden Público”, de la “Paz civil” o incluso, de la “Patria” (entendida como la entiende la derecha: patrimonio de la clase alta donde los de “abajo” somos ganado en su cortijo).

    Ahora se hace en nombre del “Usuario”: individuo sin conciencia social ni patriótica que solo va a lo suyo y berrea airado si no puede acceder a los servicios y bienes porque hay trabajadores en huelga, sin importarle si son justas o no sus reivindicaciones.

    Por cierto, tocará debatir seriamente sobre si la abstención es una vía útil para poder empezar a mover el pantano putrefacto de la vida política española. Sin restarle reconocimiento al esfuerzo intelectual del recién fallecido Joan Colomar y su sincridad antisistémica, su postura pro-abstención la consideramos errónea.

    12/05/2011 en 00:02

  4. Es un placer poder contar con las aportaciones vuestras.
    La nueva raza engendrada por el acomodado 1er mundo, la “ombliguista”, rehuye cualquier compromiso y posicionamiento. Todo cuanto conlleve implicarse en algo ajeno les produce urticaria.
    Lo malo es que en la abstención no es posible medir el grado de protesta y distinguirlo del del “ombliguismo”. ¿Hacer uso del voto nulo? algunos opinan que sí, yo no lo apoyo, pero debatir acerca de ello siempre es bienvenido.

    Un saludo a nuestro estilo.

    12/05/2011 en 15:08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s