¡Qué les pagues, leche!

Hay quien dice que el tiempo pone a cada uno en su sitio, quita máscaras y reparte merecidos. Desconozco sí eso es cierto, pero sí es evidente que el otrora adalid del patrioterismo ultraderechista se ha destapado como un vendedor de humo, como un vulgar charlatán de feria y lo que es más grave: el responsable de la desgracia de miles de familias españolas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s