Premios pestilentes


Después del Obamazo, a la opinión pública mundial le quedó claro que los premios Nóbel son más una recompensa política por los servicios prestados que otra cosa. El tufo que desprenden esas bocas cuando se las llenan hablando de imparcialidad resulta insoportable.
Si nadas dejándote llevar por la corriente saltas más alto, corres más rapido, escribes mejor y meas más lejos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Aunque no estoy completamente de acuerdo con vuestros planteamientos, os venís a mi red marxista (redmarxista.blogspot.com), desde luego, habláis más claro que la “red progresista” (qué coñazo y qué atajo de burócratas disimulados).

    24/10/2010 en 15:55

  2. Vaya, muchas gracias por incluír el blog en la red. ¿Disponéis de algún banner horizontal de 200×50 px más o menos? Así lo pego junto a los de YouTube y Twitter.

    25/10/2010 en 10:24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s